jueves, 14 de febrero de 2008

TAXI

El fresco de la tarde que se iba comenzaba a aparecer , mientras los comercios iban cerrando poco a poco dando por acabada su jornada laboral. Yo, al contrario, apenas llevaba un par de carreras en mi taxi. Siempre me había gustado más el turno nocturno.

Circulaba despacio pero no lento, observando la vida a través del caleidoscopio de mi parabrisas.

Crepúsculo, que momento tan mágico, aún conduciendo un taxi……

Veo un matrimonio bastante mayor que me hace señas. ÉL, calado con un gorro y abrigo, ella con una bufanda y pantalones. Me detengo a su lado y el le abre la puerta y la ayuda a entrar, lo hace despacio con sus años a cuestas. Acomodados ya detrás el me dice el destino. Un cine.

Ella me pregunta mi nombre y le contesto, me dice que es un nombre muy bonito y que de joven tuvo un novio que se llamaba igual y al que adoraba y amaba con locura. Él callaba mientras miraba las calles pasar una tras otra. Luego ella me pregunta si estoy casado y le respondo que si y que tengo 2 hijos.

-¡que bonito! Me contesta muy contenta

Vamos llegando al cine

-¿ Como te llamas? Me pregunta de nuevo

-Juan Luis- le respondo algo extrañado

Él, callado saca su cartera del abrigo sin mirarme

-Tuve un novio cuando yo era joven que se llamaba igual que tu- me dijo sonriendo mientras se atusaba el pelo sonriente.

Detengo el vehículo frente al cine digo el importe y el me da un billete

-Gracias tocayo, quédate con el cambio- son sus únicas palabras en todo el rato

Desde luego el amor es lo más grande que hay, miro como se alejan y veo como Juan le coloca bien la bufanda a ella. Se ponen en la cola de la taquilla.

Dedicado a mi esposa, porque no concibo mi vida, mi presente mi futuro sin ella. No entiendo mi pasado sin ella y a la que quiero con todo mi corazón.
Las Palmas de Gran Canaria. 14 de Febrero de 2008.

Lo escrito hasta ahora

Calendario

La hora